Aznar, cual Saturno, devora a Mariano, su ‘hijo’

Fuente: elplural.com – Periódico digital progresista

En El País, casi en paralelo, Aguirre era agasajada también por Mario Vargas Llosa, Premio Nobel de Literatura de 2010 e ideológicamente un converso, desde la izquierda al neoliberalismo. Quien fracasó hace años como candidato a presidente de Perú, dejó escrito lo siguiente: “Con Esperanza Aguirre al frente del Gobierno jamás se hubiera hundido España en la crisis”. La bofetada de Vargas Llosa a Rajoy, en todo caso, es más que evidente.

El presidente de honor del PP
Mientras tanto, el presidente del Gobierno “tiende la mano a Artur Mas”, y según El Mundo, lo hace “pese al malestar de una parte de su partido”. Pues bien, en esa parte del Partido Popular debe de estar -oculto en la sombra- Aznar capitaneando una vez más la rebelión interna contra su expupilo pontevedrés. El diario de Ramírez lo explica sin complejos: “La apuesta soberanista de CiU devolvió de nuevo (…) al escenario político al exjefe de Gobierno José María Aznar. El presidente de honor del PP ocupó como es costumbre el espacio desechado por los silencios de Rajoy, y se desmarcó de la estrategia de entendimiento, mano tendida y perfil plano (…)”.

La cuna de la desestabilización del PP
¿Más claro? El agua clara. Aznar y sus fieles seguidores mecen, sin frenar apenas, la cuna de de la desestabilización del PP. Del PP que dirige, como es sabido, Mariano Rajoy. Aznar enmienda la plana a su sucesor favorito de antaño. Cual si fuera Saturno, devora a su propio hijo. Su doctrina ahora es cargar contra los nacionalismos periféricos, sobre todo el nacionalismo catalán. No lo fue cuando necesitaba -sine qua non- el apoyo de Jordi Pujol para ser investido presidente del Gobierno.

Manuel Aznar, abuelo de José María
El abuelo de Aznar, uno de los periodistas de cabecera del general Franco, aterrizó desde El Pardo en La Vanguardia Española. Ocurrió en enero de 1960. El dictador se dio cuenta que el director de ese periódico barcelonés, Luis de Galinsoga, un furibundo ultramontano, no podía seguir en su cargo habiendo insultado groseramente a los catalanes. Franco y el conde de Godó de la época se pusieron de acuerdo para nombrar a Manuel Aznar director y hacer algunos guiños -menores naturalmente- al catalanismo ya manejado en cierto modo y en aquel tiempo por Pujol. Curiosamente, el abuelo de María Aznar ejerció entonces de Rajoy.

Cosas veredes
Por fortuna para todos, su nieto no era más que un niño de siete años. En la biografía panegírica de Manuel Aznar, escrita por Jesús Tanco Lerga, publicada por Planeta en 2004, puede leerse: “Poco a poco fue advirtiéndose en el periódico la dirección de Aznar. Artículos de reconocimiento, figuras como Gregorio Marañón o de sectores del catalanismo moderado fueron apareciendo en sus páginas”. La Vanguardia de ahora es aliada notoria del independentista Artur Mas. Cosas veredes.

Enric Sopena es director de ELPLURAL.COM

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s