Fieras

Fuente: La mirada del mendigo

+

Ayer estuve pendiente del desarrollo de la manifestación gracias al streaming de El País y las fotos y vídeos que iban llegando. El 95% de las agresiones, la práctica totalidad de la violencia fue protagonizada por los profesionales en este campo.

El Estado contrata a seres descerebrados, inmorales, subhumanos para protegerse y reventar cualquier protesta que cuestione su legitimidad.

Al ciudadano sólo le dejan la opción de aguantar los golpes sin hacer amago de revolverse, bajo una amenaza mayor de ser atrapado y molido por la apisonadora judicial.

El sistema represor legal-judicial no sólo legitima, ampara e incluso azuza al policía que golpea, sino que además niega el derecho del ciudadano a repeler la agresión. Ayer la gente estaba aterrorizada ante el hecho de enfrentarse al agresor y ser detenido. Esto es radicalmentente INJUSTO. Se está entregando a la ciudadanía una y otra vez a un linchamiento con las manos atadas por los tribunales, es un espectáculo lastimoso, cobarde, repugnante.

Mi admiración y respeto a todos los compañeros que estuvieron en Neptuno, resistiendo las sucesivas acometidas de los violentos, retrocediendo y volviendo a ganar terreno sin devolver la agresión y oponiendo la determinación y firmeza democrática a la brutalidad policial.

En un Estado civilizado, democrático, el agresor deberá ser identificado, detenido y condenado. Todo agresor. Y si la agresión viene de un funcionario público deberá ser perfectamente justificada o la pena deberá ser mayor. Un ciudadano es lo más sagrado en una democracia, en la cual toda violencia debería ser repudiada, abolida.

Es evidente que este régimen, oligarquía electiva de escasa representatividad difiere mucho de una democracia, gobierno de ciudadanos libres e iguales.

Este violento, malnacido, es el secretario general del sindicato policial (SUP). Toda una incitación a la violencia, al terrorismo de Estado, que quedará una vez más impune.

En los vídeos cualquiera puede ver cuál es la organización violenta y quiénes los que sufren y resisten la violencia. La UIP es una organización terrorista, terrorismo de Estado, que trata de sembrar el miedo para impedir que la gente exprese su descontento. Los tribunales de justicia y los gobernadores civiles son otra falange de esa organización terrorista. Mediante multas, detenciones, porrazos, amenazas y condenas, esperan amedrentar a la gente para que se quede en su casa o ladrando su rencor por las esquinas, como decía Aznar. Que proteste, pero en solitario, en su grupo de amigos, en voz baja. Como con Franco. Cualquier acción de protesta, por extremádamente pacífica que sea, es prohibida, criminalizada y reprimida.

En un Estado avanzado, cualquier ciudadano que deponga su condición de tal para comportarse de modo simiesco, animal, de fiera rabiosa, deberá ser apartado de la sociedad y recluido para evitar que pueda volver a agredir a otro ciudadano. El perro que muerde, a la perrera. Ninguna agresión sin respuesta.

Mejor haría el Estado buscando a sus servidores en las aulas de las universidades, habiendo tanto paro, en vez de ir a reclutar a la hez de la sociedad, individuos violentos, brutales, que no han recibido el barniz de la civilización para sofocar sus instintos criminales.

Científicos en paro, forzados a emigrar, y neonazis y falangistas con sueldo fijo y material antidisturbios. Este régimen no se diferencia en nada dell anterior.

Yo soy
español,
español,
español.

Desgraciadamente, y espero que no por mucho tiempo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s