Los Presupuestos para 2013 suben los impuestos y aumentan el gasto

Fuente: Portada de EL PAÍS

El Gobierno se dispone a aprobar hoy unos Presupuestos para 2013 que deberán contener un ajuste para el Estado de algo menos de 20.000 millones de euros adicionales para cumplir con el objetivo de déficit exigido por Bruselas para el próximo ejercicio: un 3,8% del PIB para la Administración central y la Seguridad Social. El gasto de los Ministerios se reducirá un 12%, el salario de los funcionarios se congelará por tercer año consecutivo y el Ejecutivo confía en que la subida de impuestos, sobre todo del IVA, permita recaudar 15.000 millones. Pese a todo, el gasto del Estado seguirá desbocado: crecerá un 9,2% por el incremento de los intereses de la deuda y el aumento de los gastos de la Seguridad Social.

Además, el Gobierno prevé subir un 1% las pensiones para el próximo año y mantendrá la compensación por la desviación del IPC en el mes de noviembre, según informa Europa Press.

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado para el próximo año recibirá el visto bueno del Consejo de Ministros este jueves, y no el viernes (fecha habitual de las reuniones), para que el Gobierno disponga de tiempo para enviarlo al Parlamento este sábado y aprobarlo antes del 1 octubre como establece la ley.

El Gobierno deberá afilar el lápiz para cuadrar unas cuentas en las que sube el gasto y los ingresos están lastrados por la recesión económica. Los gastos por los intereses de la deuda pública se dispararán en más de 9.100 millones, hasta unos 38.000 millones. Los gastos de personal consolidados (de la Administración Central, Seguridad Social y organismos autónomos) presupuestados para el año 2012 estuvieron ya por debajo de esa cifra, ya que fue de 33.151 millones de euros. Así pues, la previsión de gastos que realiza el Gobierno para pagar los intereses superará por primera vez a lo que dedica a pagar la nómina de los funcionarios y empleados públicos.

Los gastos financieros en 2013 serán el doble que los presupuestados en 2009 por la crisis e incluso superarán también por primera vez a lo que destina el Gobierno a pagar las prestaciones por desempleo. Crecerá el gasto por pensiones y prestaciones por desempleo. La Seguridad Social —pensiones, incapacidad temporal y prestaciones familiares— gastará 6.683 millones más.

El Gobierno ya ha anunciado un amplio paquete de medidas para reducir el gasto del personal de la Administración. Entre otras medidas, se congelará el salario de los funcionarios por tercer año, se reducirá el número de días de libre disposición, se endurecerán las condiciones por incapacidad temporal y se congelará la oferta de empleo público. Aunque este año no vayan a cobrar la paga extra de Navidad, el Ejecutivo asegura que para el próximo ejercicio volverán a hacerlo.

Las cuentas públicas para el próximo año también contendrán un recorte del 12,2% en el gasto de los ministerios, con un ahorro de 4.300 millones. Además, se espera una drástica reducción de cerca del 15% en las inversiones públicas y del resto de gastos corrientes.

En cuanto a las medidas tributarias, la principal novedad es la ya anunciada subida del IVA a partir del 1 de septiembre de 2012. El aumento del tipo general y reducido de este impuesto proporcionará unos ingresos extras de 10.134 millones en 2013. Se incluyen también cambios normativos en el Impuesto sobre Sociedades, para estabilizar su recaudación, y en los impuestos especiales. En total, las medidas tributarias deberían proporcionar 15.069 millones de euros, siempre en un escenario de caída del PIB prevista en el 0,5% del PIB para 2013.

Entre las medidas de ingresos previstas también se prevé una subida del impuesto de plusvalías para gravar más a las operaciones inferiores a un año. También se espera la supresión de deducciones y bonificaciones fiscales en otros impuestos. Y aunque Rajoy anunció que aprobaría nuevos impuestos medioambientales, la medida se aplazará para más adelante.

Una de las incógnitas consistirá en ver si finalmente el Gobierno aprueba la tasa para operaciones bursátiles. Un figura fiscal diseñada por el Ministerio de Hacienda, de Cristóbal Montoro, pero que cuenta con la oposición del Departamento de Economía, de Luis de Guindos.

Los Presupuestos incluirán una rebaja de las cotizaciones sociales para los empresarios, que se compensará, según el Gobierno, con la subida del IVA que entró en vigor a principios de septiembre. Es probable que también incluyan una nueva subida de los Impuestos Especiales y de las tasas públicas. Asimismo habrá una subida del IRPF para las plusvalías bursátiles de menos de un año de antigüedad, se suprime la deducción fiscal por compra de vivienda. También es posible que desaparezcan deducciones en el impuesto sobre sociedades.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s