“Si es posible salvar los bancos, es posible salvar la universidad pública”

Fuente: eldiario.es – eldiario.es

“Esta es una muestra más de que nos han perdido el respeto”, indica el profesor de la Facultad de Ciencias Políticas de la Complutense, Juan Carlos Monedero, tras recibir la carta de la universidad en la que se le informa de que los profesores dejarán de percibir, al menos de momento, una paga complementaria por parte de la Comunidad de Madrid.

“El PP ha decidido abandonar la universidad pública y ahora reduce una remuneración que valoraba la investigación de los docentes. Es una manera de decir: Ahora no os vamos a pagar nada por ese esfuerzo que hacéis”, indica. 

“Cada vez somos más los que tenemos la sensación de que la Complutense no está a la altura de su responsabilidad social -prosigue- “Hay mucha gente que pide luchas sociales en apoyo de lo público. Es verdad que el rector tiene que tener una responsabilidad, pero no estamos acompañando a la sociedad en la defensa de lo público. Es ingénuo pensar que un tipo como el ministro Wert, que ha demostrado absoluta falta de respeto por lo público, vaya a tener un gesto con la Complutense porque esta se porta bien”.

“A este paso no van a renovar a los profesores asociados y “liquidarán” a los contratados doctores”, advierte un profesor de Ciencias de la Información de la Complutense que prefiere mantener su anonimato.

“Yo cobro poco más de 600 euros como profesor asociado. La universidad pretende vivir cada vez más de sueldos así de míseros”, denuncia.

“O hacemos algo, o estamos perdidos”

“Hay que hacer un llamamiento a la sociedad, para transmitir este mensaje: Si es posible salvar los bancos, es posible salvar la universidad pública”, señala el profesor de Filosofía de la Complutense Carlos Fernández Liria.

“Van a conseguir que algunas áreas de la Complutense sean gestionadas por manos privadas. Deberíamos aprovechar lo grandes que somos, porque esta universidad es la mayor del Estado, aprovechar eso y que el rector se pusiera a la cabeza de un movimiento que pidiera auxilio a la sociedad”, prosigue.

Y añade: “Es lo único que nos queda: Dar la voz de alarma, explicar que la universidad más grande de este país está en peligro, explicar qué se pierde cuando se pierde una universidad y tomar la medidas de movilización pertinentes. Los rectores franceses es lo que hicieron en el año 2009, trece rectores franceses firmaron un llamamiento de auxilio, estuvieron en paro durante seis o siete meses, unidos, hablando contínuamente a la prensa, a la sociedad francesa. O hacemos algo parecido, o estamos perdidos”.  

“Una universidad debilitada”

“Se está poniendo en marcha una reforma que va a dejar muy debilitada la universidad pública, va a quedar desguarnecida frente a la dinámica puesta ya en marcha para hacer más difícil el acceso a la universidad”, advierte el profesor de Ciencias Políticas Ariel Jerez.

“Quieren reconvertir la universidad pública, y tanto profesorado como alumnado terminarán entrando en el circuito de las iniciativas privadas. Hay una parálisis del profesorado que tiene que ver con la parálisis general. Las autoridades académicas podrían tener un importante liderazgo en articular una propuesta para generar alternativas tanto en la protesta como en la propuesta”, remata Jerez.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s